TRADUCTOR DE IDIOMAS

viernes, 4 de octubre de 2013

La trampa del arlequín cayó en sus propias manos...

"La trampa del arlequín cayó en sus propias manos. Tanto evitó la tormenta de fuego,  que derrotado en amor-manzana, abrazó a su propio corsario" (Sandricuentos 79)


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Los Sandricuentos son microtextos que están numerados para su identificación. Comente, comparta su nombre y no ponga enlaces con otras URL ¡Gracias! ©

AQUÍ, SANDRICUENTOS POR MES Y AÑO EN CUADRO EMERGENTE: