TRADUCTOR DE IDIOMAS

lunes, 2 de diciembre de 2013

La noche había llegado, y apenas veía el cuero que afirmaba...

"La noche había llegado, y apenas veía el cuero que afirmaba la mantilla. Al fondo, el ronquido de un niño la mantenía despierta. _Es por él, es por él_ dijo. El desvelo se hizo día." (Sandricuentos 206)


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Los Sandricuentos son microtextos que están numerados para su identificación. Comente, comparta su nombre y no ponga enlaces con otras URL ¡Gracias! ©

AQUÍ, SANDRICUENTOS POR MES Y AÑO EN CUADRO EMERGENTE: