TRADUCTOR DE IDIOMAS

domingo, 2 de febrero de 2014

Su olor lo domesticó...

"Su olor lo domesticó. El perfume, equino, se llamó libertad. La ternura se hizo crines. La lealtad pudo galopar. Relincharon en dos patas y la tierra se estremeció." (Sandricuentos 240)


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Los Sandricuentos son microtextos que están numerados para su identificación. Comente, comparta su nombre y no ponga enlaces con otras URL ¡Gracias! ©

AQUÍ, SANDRICUENTOS POR MES Y AÑO EN CUADRO EMERGENTE: