TRADUCTOR DE IDIOMAS

martes, 11 de marzo de 2014

El narrador se balanceaba...

"El narrador se balanceaba. Los ojos prendidos de curiosidad, en cada palabra, se abrían más y más. Hipnosis, sin sueño. Así comenzó el otoño...tibio, acogedor y vestido de cuento" (Sandricuentos 252)



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Los Sandricuentos son microtextos que están numerados para su identificación. Comente, comparta su nombre y no ponga enlaces con otras URL ¡Gracias! ©

AQUÍ, SANDRICUENTOS POR MES Y AÑO EN CUADRO EMERGENTE: