TRADUCTOR DE IDIOMAS

domingo, 25 de junio de 2017

Aquella tarde sería inolvidable...

Aquella tarde sería inolvidable. El parecido entre las dos generaciones doblegó las ramas del árbol de la vida. El tiempo se detuvo y, ambas, madre e hija se hicieron karma en la fatiga de los ángulos paralelos. Sangre de mi sangre (Sandricuentos 446).


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Los Sandricuentos son microtextos que están numerados para su identificación. Comente, comparta su nombre y no ponga enlaces con otras URL ¡Gracias! ©

AQUÍ, SANDRICUENTOS POR MES Y AÑO EN CUADRO EMERGENTE: