TRADUCTOR DE IDIOMAS

lunes, 4 de mayo de 2015

Debieron pasar muchas horas para darse cuenta de la propia abulia...

"Debieron pasar muchas horas para darse cuenta de la propia abulia. Entonces, decidió caminar. Caminó y camina. No sabe si va de ida, o si viene de vuelta. Jamás detiene el tranco. Es fuerte y a la vez, es ligera. Lo mejor es la brisa otoñal en sus mejillas. Esta es la consecución. Dos pasos, un secreto y el triunfo es total." (Sandricuentos 381) 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Los Sandricuentos son microtextos que están numerados para su identificación. Comente, comparta su nombre y no ponga enlaces con otras URL ¡Gracias! ©

AQUÍ, SANDRICUENTOS POR MES Y AÑO EN CUADRO EMERGENTE: