TRADUCTOR DE IDIOMAS

miércoles, 10 de junio de 2015

Teje que teje, sin detenerse...

"Teje que teje, sin detenerse. Los palillos aletean como si fueran la prolongación de sus manos. Ella alimenta fantasías para sus nietas. Todas son niñas y sueñan con amores.  En verde, en rojo, en azul, amarillo y celeste _ ¡Qué le cueste! dice la abuela. Jamás desiste en su misión como urdidora de amores. En cada puntada, emite palabras premonitoras. Los novios le temen. Una puntada para pasión, otra, para recato y otra puntada para matrimonio. Así es la abuela casamentera." (Sandricuentos 391)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Los Sandricuentos son microtextos que están numerados para su identificación. Comente, comparta su nombre y no ponga enlaces con otras URL ¡Gracias! ©

AQUÍ, SANDRICUENTOS POR MES Y AÑO EN CUADRO EMERGENTE: