TRADUCTOR DE IDIOMAS

martes, 4 de octubre de 2016

Gracias a la vida te conocimos...

Gracias a la vida te conocimos y gracias a la muerte te despedimos. Te llevaste los azules de tu guitarra y ahora ella canta desolada...Azulada y ensangrentada. ¡Sangre de dedos, sangre del alba, noche estrellada con sangre de almas! ¡Violeta enamorada, Violeta atormentada, Violeta mil amores, Violeta sin dolores! Tan solo, Violeta (Sandricuentos 432).



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Los Sandricuentos son microtextos que están numerados para su identificación. Comente, comparta su nombre y no ponga enlaces con otras URL ¡Gracias! ©

AQUÍ, SANDRICUENTOS POR MES Y AÑO EN CUADRO EMERGENTE: