Carta para ti.

Carta para ti.

LIBROS

viernes, 29 de septiembre de 2017

¡Suéltala!, le dijo desesperada...

¡Suéltala!, le dijo desesperada. ¡Suéltala!, le dijo la que cojeaba. No puedo caminar si no vuela conmigo, contestó la "dientesca" de leona, que por flora y fauna, la melena -sin jaula- caía por su espalda. No era pluma, no era algodón. Era, solo, una flor, y se hacía llamar: Comunión (Sandricuentos 453).


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Los Sandricuentos son microtextos que están numerados para su identificación. Comente, comparta su nombre y no ponga enlaces con otras URL ¡Gracias! ©

AQUÍ, SANDRICUENTOS POR MES Y AÑO EN CUADRO EMERGENTE: